Superación del ruido manifestante

Escrito por sussanamaraselva 31-05-2012 en General. Comentarios (0)

De la superación del ruido a la reinvención creativa de los eslóganes. sussana maraselva

notas 

El poder de las manifestaciones no está en los gritos ni en los enfrentamientos a los sicarios de los estados (éstos suelen estar mejor preparados para la lucha cuerpo a cuerpo y desde luego más armados), el poder de los manifestantes es el de la convicción que hay que derrocar un estilo dominante del mando de todo el país y desobedecer sus dictados. El mayor poder ciudadano es el del sabotaje al hiperconsumismo que no nos ayuda y a la hiperproducción que acaba en despilfarro y atentados al planeta. Las opciones de violencia caen en espirales estériles.

 

No habrá conciencia social íntegra sin potenciar las herramientas digitales para el crecimiento de nivel de la ciberconsciencia. Es cierto que hay acciones on line como las de las firmas regulares de peticiones que convierten las protestas en algo muy cómodo, pero no es menos cierto que actualmente pasa todo por el mundo digital, desde las noticias del día y las convocatorias de acciones en la calle y las reuniones a los artículos de análisis y enunciados de teoría revolucionaria. Lo que aún nos falta es la fusión entre el mundo digital y el mundo presencial. Si en este nos escuchamos y nos respondemos ¿por qué cuesta aún tanto leernos y respondernos en el otro? Hay desconexión entre comentarios y no se acaban de formar auténticos debates con miles de entradas tras cada comentario.

Actualmente disponemos de medios, de ingenio y de entusiasmo para ser consecuentes con nuestras creencias. Cada persona implicada en el voluntariado social para  arreglar este mundo de penas tiene la inteligencia y las manos para crear eslóganes, declaraciones y enunciados y hacer propagandismo de ellos por sus propios medios. (En todo caso quien no puede fabricarlos por sus propios medios puede usar los que se distribuyen y con los que esté de acuerdo). El cochecartelismo, aunque aún incipiente, es un instrumento formidable de difusión por ciudades y toda la red viaria. Instala en tu vehículo las frases en grande de pocas palabras pero directas y precisas que entren en el campo visual de los demás y que no puedan desatenderlas. Tambien son un pretexto para entrar en conversación sobre temas de interés general con desconocidos.

 

¿Qué os parece si vamos extendiendo nuestras listas de contactos en el Face y en las redes a gente de todas partes, de todos los países? En todos los puntos del planeta se están discutiendo los mismos asuntos en relación a un futuro. Ahora más que nunca es necesario el internacionalismo discursivo y las sinergias y ondas de colaboración transfronterizas. Desde el fracaso de la tesis del socialismo en un solo país (y de eso hace ya casi un siglo) pretender hacer virguerías a escala de una sola geografía estatal sin tratar de coincidir en un mismo proceso histórico con los pueblos vecinos o conexos nos debilitaría profundamente.

 

Arte Mural Revolucionario. Mientras predominaron los mal llamados medios de comunicación (en la era predigital) estaban controlados por clanes de poder y clubes privados a los que la mayoría de la ciudadanía no podía acceder salvo como lectora pero no como interviniente con sus opiniones, las paredes se llenaron de críticas y los panfletos juraron un papel importante en la transmisión escrita de los argumentos de la disidencia y de la lucha revolucionaria. Ahora que la tecnología informática está permitiendo un alto nivel de democratización por la vía de la socialización del conocimiento y de los recursos compartidos estamos teniendo la gran suerte de tratarnos entre desconocidos y experimentar más simpatía mutua que entre los conocidos de las vecindades de las inmediateces que viven la realidad de maneras enajenadas. El mundo de afuera de las redes sigue estando compuesto de paredes y calles, explanadas y plazas con multitud de fachadas que hacen de soportes de información y de defensa de un futuro del que las realezas del realismo no quieren ni oir hablar. Seguimos necesitando de los textos escritos que circulen en mano y de las imágenes grafíticas pintadas en las paredes con eslóganes oportunos e impactantes. El arte mural revolucionario ha estado teniendo y tiene un valor crucial en las luchas árabes y puede ser reactualizado en las calles de occidente para recordar públicamente la actualidad patética en la que estamos y las luchas de futuro que nos esperan. En cada ciudad debería haber cuando menos un grupo dedicado al arte mural para rehabilitar fachadas en lugares estratégicos de paso de mucha gente (viandantes o conductores) y para contrarrestar de paso en algo al boom del grafitismo de marca sin mensaje. Mientras las mentiras prevalezcan las paredes seguirán hablando.

La lucha se compone de actos de protesta y de millones de comentarios. Cada vez que tomas el grafo o el teclado para escribir tu pensamiento y tu denuncia das un paso más para librarnos de todos los indeseables en este planeta. Quien tiene un mínimo de dignidad no acepta el rol de represor por muy buen salario que le paguen. Para nuestra desgracia la gente que vende su alma al diablo no es poca y las personalidades psicopáticas dispuestas a herir, destruir y matar son esas de las que se han valido los estados y las mafias para prevalecer en el poder. Cada vez que escribes contra el régimen y/o propones opciones ayudas un poco al proceso histórico. No temas hacerlo en público.  Somos tantas personas haciéndolo que ya no cabemos en los archivos policiacos. Pronto en esta sociedad de control los expedientes de la ciudadanía  articulados por las policías represivas empezarán con las partidas de nacimiento. La mayoría esta contra el estado, contra el régimen., contra el sistema y contra sus cómplices y secuaces.

 

No te prives de decir todo lo que quieras y pienses, siempre que lo expreses con corrección y el máximo de corrección semántica, pero no olvides que aparte de las simpatías y de los simpatizantes que desencadenen tus comentarios si son críticos al sistema y a sus aliados, también van a despertar antipatías y enemigos que tomaran buena nota de quien eres, desde donde hablas, en qué parte puedes ser localizado y finalmente como puedes ser interceptado. No temas, no contribuyamos a ninguna paranoia extra pero como ha dicho alguien: el hecho de que sea paranoico no significa que no me espíen. Facebook que ha tenido objeciones desde el principio por ser  una poderosa herramienta para controlar las informaciones privadas regaladas que sirve para multitud de estudios, tanto los de quienes quieren conocer como se ramifican las relaciones sociales como los de quienes impedir que esas relaciones triunfen sigüenza2marzo2012

La mayor parte de las agresiones que un individuo recibe a lo largo de su vida son a manos de otro individuo perfectamente identificable y perseguidle. La menor parte son las de carácter anónimo o quedan diluidas en toda una aparatología anónima, lo cual tampoco descarta la anterior afirmación Lo grave del individuo agresor es que es un tipo como tú, el vecino que aparca su moto en la acera e impide abrir la puerta de tu auto al estacionarlo o andar tranquilamente por ella, el que invade el paso cebra con su camino o su coche (“es solo un momento, estoy trabajando”, dirá como si fuera el rey del mambo), el que te sisa o te tima en la venta de lo que le compras, el que no te escucha cuando le pasas una información sobre temáticas que le interesan, el que no se preocupa por los asuntos sociales, el que delinque por sistema como modus vivendi,… La lucha contra el sistema de la injusticia en general pasa por la batalla con todos y cada uno de los individuos que la extienden, esto quiere decir en la práctica que la lucha contra el modelo de un país implica la lucha contra los habitantes de este país que con su comportamiento le hacen de aliados, la lucha contra el capitalismo es la lucha contra la sociedad que aun sigue consolidándolo por mucho que mayoritariamente se declare en su contra.

 

Sí, reunámonos con nuestros carteles  reinvindicativos, con nuestras voces  y con nuestras megafonías pero ya va siendo hora de dejar los pitos y las cacerolas en casa. Andamos faltos de discurso creativo y de tomas de palabra, serias y expositivas, y nos andan sobrando acústicas ruidosas y murmullos indescifrables. Tenemos mucho que decir y que proponer. De hecho cada manifestación y concentración de protesta deberían ser asambleas, lecturas o exposiciones declarativas, y no limitarse a los eslóganes consabidos. Los actos protestatarios de presencia en las oficinas bancarias (mejor los días en que van los empleados a trabajar y no en los que libran) pueden servir para interrogarlos, para pedirles explicaciones, para hacer salir a los gerentes y que respondan ante la comunidad civil. Se ha abierto un gran debate social sobre el expolio económico y dentro de este la crisis de confianza que existente entre agentes financieros y clientes. El agente financiero es un intermediario que asegura un capital que hace de puente entre un proyecto de trabajo y un trabajo real que genere beneficios que compense su inversión y apoyo.  La financiación tradicional basada en la maximización de beneficios del prestamista sea cual sea los resultados de la inversión es absolutamente no ética y fraudulenta y una nueva legislación debería impedirla pero la financiación con intenciones éticas no deja de ser una función intermediara en la que un sector profesional no directamente productiva también hace la función de ese puente solo que tratará de garantizar el éxito de la inversión para el proyecto que se haya dado sin hacer de la mera circulación del dinero de unas manos a otras una producción de intereses sin estar respaldados por creación real de riqueza.

 

Hay una lectura complementaria a hacer a las huestes feroces del régimen atacando a la población desarmada que pasa por tener en cuenta que el objetivo de la represión es castigar a la población y no neutralizar a supuestos violentos (que ni han existido ni han sido documentados videográficamente). Con este castigo pretenden  cortar las agallas a la sociedad civil pero lejos de conseguir esto desencadenan un reguero de protestas y de reocupaciones de los espacios públicos para las manifestaciones. El analista más tonto del poder puede comprobar esto con sus fotos desde helicópteros y con sus contables (por cierto, aprended aritmética). La previsión es que la ferocidad represiva aunque no es nueva aumentará. El odio del estado contra el pueblo es una constante tanto en dictaduras como la siria, como en dictacracias como la española o la francesa. El segundo punto a tener en cuenta es que si el estado es capaz de hacer lo que hace contra actos democráticos es que nos está indicando no estar dispuesto a que nadie le tosa sus actitudes. ¿qué haremos cuando uno de esos patoviolentos uniformados mate a alguno de nosotros? ¿Nos creeremos que ha sido por culpa del asesinado?

 

Hay acciones de protesta digital que apenas requieren medio minuto de dedicación pero además de éstas que se están convirtiendo en potentes sensores estadísticos de las actitudes de protesta (independientemente de si les hacen repensar actitudes a los responsables de los actos criminales en las instituciones), es necesario dedicar varios horas por dia sin buscar ninguna remuneración a favor de una u otra causa para cambiar el estado de las cosas. Permanecer en la quietud es perpetuar la alienación social y tomar partido por el régimen. Si no estás de acuerdo en lo que está pasando en tu ciudad, en tu nacionalidad, en tu país, en tu continente, en tu mundo deja de lamentarte o de tomarlo como referencias del runrún de fondo y ponte a actuar. Si luchas tendrás el respeto de los demás incluso de tus enemigos, si no luchas serás otro conformista más a despreciar.

¡Los fuegos para los infiernos! Tratar de parar una furgona policiaca cortando la mitad de la bocacalle con una fogata –por añadidura muy humeante- es bastante iluso. Su consecuencia antiatmosférica es evidente. Bastante contaminación tenemos para incrementarla con técnicas de lucha nada disuasorias para los represores. Si tratáis de jugar al gato y al ratón con ellos montaros un equipo de baseboll con hombreras y rodilleras amortiguadores de plástico , cascos a prueba de golpes, pértigas de tres metros y medio, con caretas antigás y chalecos antibalas y veniros a los colaterales de las manis con camionetas acorazadas y catapultas de ácido sulfúrico. Claro que esto es entrar en su juego mientras los verdaderos criminales de los delitos financieros y de este mundo enfermo están tomando daiquiris en sus mansiones.