Derogación de la propiedad de información

Escrito por sussanamaraselva 29-07-2012 en General. Comentarios (0)

Derogación de la propiedad de información.Sussana Maraselva

 

La información ha sido tan teorizada y explicada que son muchas las disciplinas (desde la biologia a la cibernética) que tienen ese tema como uno de sus ejes de atención. Ha dejado de ser el periodismo clasico el que  marque las tendencias de su uso y esta por revisar el derecho judicial en cuanto sus dictámenes al respecto de ella.  De siempre se sabe que la posesión de la información da ventajas sobre quien no la tenga, eso ha llevado a que se trafique continuamente con ella. Como que la información es un concepto que se refiere a absolutamente todo para discutir el derecho a ella habrá que definir campos, temas, momentos y personas pero antes de eso será conveniente recordar que los principios universales de convenios y derechos internacionales con respecto a la libre accesibilidad a las oportunidades ya está contenmiendo implicitamente que todo el mundo tiene derecho a toda la información de interés público. Al menos politicamente como enunciado eso tiene que figurar en alguna parte u ¿Qué mejor lugar que en uno de los principios constitucionalistas? La unica excepción a eseenfoque fundamental seria el tipo de informacion que solo compete a ámbitos de intimidad sin derivaciones consecuenciales al ámbito general. Eso nos lleva a revisar una vez mas los límites de lo privado y el mismo concepto del derecho a la intimidad. Salomónicamente y por el momento se puede aceptar que todo aquello de la vida privada de una persona o de ella en sus sentimentalidades y convivencias con otras es estrictamente de su competencia o del círculo implicado y nadie tiene porque fisgonearlo si no quiere. Esa cláusula pondria fin no solo al oficio humillante del paparazi sino a todo un tipo de prensa y mediática que vive del espionaje de la intimidad ajena. Pero, a la vez, para que esa cláusula pueda ser masivamente consensuada se tendrá que definir con el máximo de precisión lo que de lo particular los demás que no forman parte de su privacía tienen derecho a saber y de lo que no tienen permiso para acceder. Que el presidente de un país o un consorcio poderoso practique la cópula anal con un/a amante no me importa lo más mínimo ni perderé un segundo en seguir una noticia de este tipo como tampoco lo haré con respecto a nada relacionado con el atrezo de su ropa íntima o de si es muy bueno o no jugando al golf, la decoración de su dormitorio o si es mamado por una becaria; no me interesa en absoluto nada de eso ni considero que nos afecte en lo más minimo, son informaciones que celoso o no de ellas no tiene porque darselas a nadie ni tiene porque permitir que nadie se la fisgue; ahora bien que guarde informacion de estado o de su negocio que comprometa la seguridad de un país involucrandolo en una guerra o metiendose en inversiones desastrosas o en todo lo que se refiere a mentiras a toda la sociedad con respecto a los compromisos de su gobierno o de su empresa, eso sí nos interesa a toda la gente en cualquier grado de conciencia que tenga.

Hasta ahora venimos concretando el derecho de la sociedad a la información que compete a esta con la fórmula de transparencia total tanto de las cuentas y negocios del estado como de las empresas y especialmente de la banca. Esa lucha por la transparencia además de estar obstaculizada por el sistema legal para impedir una ley realmente clara y efectiva al respecto lo está por la inercialidad psicologica de las culturas muy celosas de si mismas hasta el punto de que basan su desarrollo en la praxis de la información sesgada concretada en su explotacion para hacer fabulosos beneficios con negocios no éticos.

La gestion no transparente o no totalmente transparente de la información es un fenomeno socialmente tan extendido que nos afecta mucho más de lo que hacen los gobiernos y las directivas de las empresas al respecto, los unos para tratar de mantener en la ignorancia a las poblaciones con respecto a la autentica realidad económica y politica en la que viven y las otras para participar mas competitivamente –dicen- en el libremercado. Ese es elgran problema de nuestros tiempos, la libertad de mercado ha generado toda una estructura de pensamiento y de hábitos en los que vale todo: la ignominia, la traición y la dejación de que las cosas se estropeen hasta miserias que pueden llevar a terribles hambrunas con tal de que algunos lobbies o estados salgan beneficiados con el desastre.

Eso no solo está pasando a escala de macroestado o de la sociedad en general  tambien pasa en el tú a tú cotidiano en las transacciones comerciales mas elementales, en la fabricación de los productos, en las ofertas de servicios, en las dedicaciones laborales y en todo el etcétera a añadir que involucra todas las actividades humanas incluyendo las más intimas y sentimentales; sí, también estas en las que ni siquiera las relaciones sentimentales entre dos no confidencian siempre terceras presencias u otros sentimientos para no tener conflictos.

Crear un enunciado ético general para extender el derecho a la información a todo el mundo humano para todo tipo de situaciones es todavía demasiado temprano para el humano resultante que está pululando por el planeta y requerirá probablemente de un mayor sumatorio de personas íntegras y de mas inteligencia para hacerlo pero enunciarlo en todo lo relativo a los temás de interés publico y vital sí se puede hacer. Además se puede hacer en los dos planos: el general vinculando consorcios, estados y grandes numeros y el particular en cualquier extremo de la sociedad en el que  las relaciones entre dos o mas personas (pero vale a partir del número de dos) obligue a cada una de ellas proporcionar la informacion que tiene para permitir que sea una informacion comunitaria evidentemente en los temás de interés mutuo.

A menudo quien tiene la información y sabe que otro que está necesitando un servicio o un producto no la tiene las circunstancias lo ponen en una situación de ventaja de la que se aprovecha para sacarle el maximo partido a la situación consiguiendo más dinero, vendiendole un servicio incomparable mas caro. Aprovecharse de la ignorancia ajena es un motor de conducta antiguo y conocido. A la ignorancia tambien se le puede llamar exceso de confianza en el otro, ingenuidad o desconocimiento.  Trataré de explicar esto con supuestos pero antes con una anécdota bastante ilustrativa. En la frontera marroqui-mauritana desde su apertura (unos 4 kms de tierra de nadie con un cambio de rasante o una loma de tal manera que desde el piuesto fronterizo de un pais no se ve el otro, varios caminos sobre arena y ni un solo indicador) un autocaravana de europeos extravió el camino o se despistó, los lugareños le ayudaron a salir del camino por una cantitad de dinero totalmente desproporcionada a la situación. El viajero que llega por primera vez a un lugar o incluso el nuevo residente de una ciudad, barrio o calle antes de que se haga con las nuevas circunstancias y se sienta seguro con ellas es posible que pague unos cuantos imprevistos que no tendria porque hacer si tuviera la información que solo tras un tiempo de averiguaciones va consiguiendo o solo –y esta es la cuestion a legislar- si quienes la tienen se sienten en el débito ético para proporcionarsela para no permitirle errores innecesarios o ser entrampado por timos.

Si todo el mundo tiene derecho a toda la información de competencia general y esto es vinculante se reconfiguraria practicamente todo: desde la manera de hacer negocios al fin de la especulación busátil. Se acabaría con las maneras de dar la información a cuentagotas o sesgada para conducir a alguien a las propia telarana desde donde esquilmarlo, se terminaría con un tipo de doctrina mercantil demagogica que hace creer a que el servidor de un producto todo l oque quiere es ofrecer un servicio cuando lo que mas le importa es su caducidad para tener clavado a perpetuidad a un consumidor fiel de su marca; se terminaria también con gente que supuestamente viene a contribuir en tu ayuda para pasarte facturas desorbitadas. El derecho a la infomación universal como enunciado –que cabe repetir-es la de interés público vincula a todo el mundo sin excepcion a ricos y a pobres, a gobiernos y a gobernados, a asociaciones y asociados. El acceso a la información significa el acceso  a una mayor conciencia, si quien la tiene no la proporciona es un enemigo de esta ya que no facilita su extensión a sus congéneres. El acceso a la información es lo que más forma y mas recursos de objetividad da al ser inteligente. La información de todo y sobre todo es tan importante y crucial para entender el presente y co-crear el futuro que ni siquiera puede ser planteada como una potestad optativa de tenerla o no. No se puede optar voluntariamente a no querer saber nada del mundo en el que sevive o de los asuntos de nuestra especie y de las otras compartiendo planeta si esa autoexclusión lleva a continuar incrementando la indiferencia y por tanto la complicidad con tantos males. Eso añade un complemento al enunciado anterior al tener que decir que el derecho universal a la información de interes de la sociedad es un derecho sino que todo el mundo es corresponsable de la extensión de ese derecho sin condiciones. Es pues un packen dos partes: u nderecho y un deber. Como ciudadano libre de un mundo futurible mejor quiero tener el derecho a toda la información de interes comunitario pero a cambio estouy obligado a proporcionarla toda de la que disponga que también lo sea.

Antiguamente a eso se le objetaban las excepciones de situaciones de guerra entre estados en los que un pais no podia andar diciendole a otro que atacarian a tal hora o colocaria el emplazamiento de baterias a tal otra (tal como parodiaba Gila en sus telefoneadas simuladas para parar un rato la guerra).

La discusión acerca de un enunciado para el libre acceso a la información general puede contemplar su suspensión para situaciones extremas pero para las condiciones de coexistencia social pacifica tanto dentro del estado territorial como de los territorios de los otros países que acepten las convenciones internacionales de no agresión y de transacciones legítimas. ¿transacciones legítimas? Bueno ese criterio ya cambiaria la practica totalidad del comercio internacional pero es un tema mas dificil de legislar. Volvamos al asunto del derecho a la informacion publicamente necesaria y a la intervinculacion de las partes para darla. Ese predicado tendria una fuerza contibutiva considerable para elcambio de paradigma económico y de la cultura social ya que pondria veto a las iniciativas y tendencias inerciales a la estafa aprovechandose de la ignorancia ajena, es decir de su no saber o de su no-información.

Supongamos –supuesto uno- que estás en un punto geografico al que llegas por primera vez, no sabes nada del lugar, estas de paso, no te has documentado y tienes un accidente. A un par de kilometros del sitio hay un recurso o alguien que te puede resolver la papeleta pero no lo sabes. Aparece alguien y te ofrece otra informacion de otro recurso, mucho mas caro y mucho mas lejos callando con todo el cinismo del que es capaz la otra información. Caes en sus manos y terminas pagando las consecuencias 10 veces mas de lo que te costaria. Puedes ser Heidy en persona pero eso no disculpa al otro para que se haya aprovechado de tu buena fé. El principio vinculante del derecho a la informacion a recibirla  y tambien a darla obligaria a cada oportunista a dejar de serlo y a instrumentar las formas punitivas para que dejara de serlo si este argumento no le resultara suficientemente convincente.

Resulta que una buena parte del mundo competitivo se basa en informaciones privatizadas que van desde canteras donde conseguir las cosas mejores o  mas baratas  a las formulas industriales que se patentan y no se deja que nadie mas las haga. Un principio de solidaridad elemental (la solidaridad es un parámetro al que se tiene derecho: Todo el mundo en condiciones de precariedad o necesidad tiene el derecho de ser auxiliado por sus semejantes y las instituciones articuladas para eso (proposicion de enunciado  constitucionalita aproximativo) y todo el mundo tiene el deber de prestar auxilio solidario a los demás (algo recogido ya en los códigos de la marinería).

Un principio fundamental y potente de la solidaridad que no deje a equivocos su traducción a efectos prácticos ya lleva implicito el derecho a la información y la obligación de darla cuando compete a las necesidades existenciales.

El derecho a la información colisiona muy directamente con toda la filosofia del negocio y lo que enseñan y preconizan las escuelas para enseñar las malvadas artes del máximo beneficio a costa de lo que sea y de quien sea; colisiona además con todo ese estilo de las llamadas protecciones de datos personales y de sus agencias que viene proliferando tanto en los últimos tiempos de las corredurías de todo por internet y en particular por los correos electrónicos y lo hace no porque cada ciudadanoa no tenga derecho a que se le respete en su intimidad y sus datos personales (nombre, edad, direccion postal nominal, profesion ,telefono etc) sino porque tambien lo tiene de recibir la informacion indispensable para vivir en sociedad compartiendo geografia, temas e intereses con la otra gente. La protección de los datos privados  y en particular los de localización es un tema y el no envio de informaciones objetivamente utiles para toda la ciudadania es otro asunto completamente distinto. Ni la administración estatal y las insituciones públicas pueden omitir información de interres y protección pública ni la ciudadania puede optar por no quererla y no reproducirla formando parte de su cadena extensiva de transmisión. Eso nos lleva directamente a la cuestion concretar de tomar la iniciativa de informar de algo a alguien (sea una persona coincidente dentro del ascensor o sean miles de ellas por tecnoprocedimientos informáticos de envio) siempre considerado de interes público y sociocultural. El esquema de esto puede exponerse todavia de una manera más radical: si tengo una información que necesitas saber tanto si te gusta como si no te la daré no ya como un acto solidario o altruista sino como un acto de autodefensa, cuanto mas sepas tú mas a salvo y seguro estaré yo y al revés bajo un principio de socializacion del conocimiento, de la formación y finalmente de la sabiduria.

Hemos terminado con los tiempos de los emperadores tocados por el dedo índice de un dios, de los comités de supuestos sabios asesorando  al Pentágono u otros feudos de la archivistica del top-secret o de la supuesta infalibilidad de cupulas tecnocráticas; todo, absolutamente todo, que implique directamente los intereses generales, por tanto la salud, el bienestar, la seguridad, tiene que ser comunicada tanto si le gusta a los estados o a las élites que trafican con ge ntes como si no. Las garantias de transparencia y fluencia interinformativa continuada y sosteniday el derecho universal a toda la informacion de lo público y el débito de darla contribuirá a un mundo significativamente mejor. Eso representa cambiar habitos y muchos entre ellos no asustarse tanto por que se publiquen los emails mucho menos ahora que las noticias circulantes lo son de temas de sociedad, de politica y de cultura barriendo una primera racha de infos comercialistas spam que nos proponian titulos universitarios sin estudiar, elongaciones de penes, prostitución o participar en sorteos de automoviles. Hay una gran diferencia entre el recibo de ina informacion no solicitada pero conveniente porque incrementa tu conocimiento ante la realidad y te ayuda en formarte y ampliar tu conciencia vinculandote a dun discurso colectivo cocreativo a recibir una informacion no solicitada de nulo interes para el conocimiento que pretende enredarte poniendote en una lista de posibles compradores de algo que no necesitas para nada.

El spam tendrá que diferenciar un tipo de informaciones de otras cualesquiera que sea el numero de las primeras. El potencial informatico proporcionado por correo electrónico en estos momentos esta superando el de los medios tradicionales de informacion escrita sobre papel en todo lo relativo a movimientos sociales, denuncias a la corrupción y convocatorias, temas estos que la prensa tradicional silencia y la rosa además toma como pretexto para ampliar su negocio como sector.

El  email dentro de una lita de miles de ellos permite llevar a todas las pantallas informaciones que de otra manera quedan reducidas a una menor divulgación. Mientras esto sea así  de acuerdo con el princpio delderecjho y de la obligacion informativa de los asuntos de interés publicos seguiremos  proporcionandola a pesar de que la legislacion actual de la proteccion de datos no contemple ese concepto y de que algunos de los recepcionarios les disguste ser elegidos a participar en esas informaciones.

 

Propuestas de algunos enunciados neoconstitucionalitas.

Pprincipio de solidaridad directa.  Derecho al auxilio y a la solidaridad ajena en cualesquiera circunstancias de necesidad y precariedad inevitables y obligación de proporcionarla.

Derecho universal  a la información de interes publico general y deber de facilitarla en cada circunstancia que se requiera.

Imposibilitar el oportunismo.No valerse de la ignorancia de nadie para hacerle cargar con  contratos, productos, objetos o servicios que no necesita.