PENSARES y PESARES

Reconsiderando la emigración.

Migraciones y biografias repartidas entre varios países.

Tenerse que ir a otra parte del mundo aunque sea al país de al lado y en ciclos estacionales (tal como hacían los temporeros vitícolas procedentes de Andalucia  llegados a  Francia y Suiza) no ha tenido buena prensa, mucho menos quienes tuvieron que dedicar parte de sus vidas a vivir en otras culturas ( por ejemplo: los españoles en Alemania de los 60s) sin llegar nunca a integrarse del todo y volver en cuanto tuvieron oportunidad a su suelo origen para montar sus negocios con los ahorros conseguidos. La emigracion forzosa nunca ha sido lo ideal y son muchas las noticias de emigraciones por razones económicas que también se han reforzado por razones políticas o por autoexilios voluntarios o exilios empujados. Sin embargo no todo el mundo ha vivido ni vive mal vivir fuera de su país, al contrario; mucha gente puede informar que le debe más al país de acogida que al país-origen en el que naciera. Todavia pesa mucho el nacionalismo y la cultura en la que se ha nacido para abrazar un concepto del que apenas se habla: vivir vidas transfronterizas. El area meridional europea aun tiene recuerdos de malas experiencias de haber vivido la emigración con dolor y desde la practica exclusión; no así el area centro europea y tampoco el este europeo que fuera satelizado por la URSS. Nacer en una region de ueropa y vivir en otras a lo largo de la vida, también en otros continentes, tanto por inquietudes culturales como por querer repartir voluntariamente la vida en varios países es algo mas propio de otros perfiles extraibéricos. Es cuestion de tiempo que los latinos europeos acepten hacerlo con absoluta naturalidad. La paradoja es que vivimos en territorio Schengen y quienes mas utilizan la libre circulacion transfronteriza para buscar opciones fuera de sus fronteras políticas no son precisamente los residentes de España. El concepto de frontera entre estados es un tanto caduca y no deja de ser un goce tener por simple recordatorio el cambio de un país a otro un panel que lo indica en el lugar donde antes había que hacer colas y pasar por los requisitos de control policiaco.

En la cultura española el recuerdo de la emigración como algo triste y penoso ha bloqueado mentalmente a generaciones posteriores (más de una en todo caso) que siguen viendo el extranjero en el mejor de los casos para ir de vacaciones pero no para buscar segundas y terceras opciones residenciales. Nacer, vivir y morir en la España donde se nace parece que se ha convertido en una especie de pacto tácito que muy pocos violan ¿por qué? ¿cual es el problema de vivir en dos o mas países a lo largo de toda una vida? ¿Acaso optar por otro pais que te adopte y al que adoptes te impide volver al tuyo de origen? Y ¿qué es eso  de sguir hablando en términos obsoletos de tu país/mi país? ¿es que no somos hijos de un mismo planeta?¿por qué aun tanta aversión a irse a otra parte en particular si ofrece mas condiciones de futuro para seguir viviendo en el de origen? Si a esto se le llama evasión y cobardia no quita que pueda ser lo más inteligente.

Pienso que una cultura alternativa o con las pilas puestas para reactualizarse con los tiempos que corren debería educar desde el principio la perspectiva de vivir en más de un país y en más de un continente, especialmente en un siglo en que las uniones entre regiones del mundo que implican a varios paises lo facilitan (el caso más cercano es la UE pero hay otros en el mundo). Hasta ahora se han hecho planes Erasmus e intercambios universitarios (de profesorado) pero hay muchas opciones particulares que se pueden hacer: puedes intercambiar tu apartamento en tu pais con el de otra persona en el suyo por el tiempo que pactéis. Ir a vivir a otra parte no es tan grave ni eso pasa por el guion melodramático de “renunciar a todo y perder los origenes” o paparruchadas de esta clase. Si la gente interiorizara desde su infancia que vivirá a lo largo de su vida en varios países, en lugar de ver la perspectiva de la emigración como algo trágico lo vivirá como algo totalmente natural.  Quienes entienden esto además de ser políglotas, multiculturales y transnacionalistas, se convierten en activos de alto potencial en conocimientos y experiencias que pueden trasladar de un país a otro. Es curioso que a u ntipo de culturas les cueste tanto cambiar de zonas incluso cuando en las suyas van las cosas de mal en peor ¿Qué esperan?¿otra glaciación para salir pitando hacia tierras menos inhóspitas?.

Los estudios de migraciones de aves (aunque últimamente hayan variado a causa del calentamiento global del planeta y por tanto de las zonas frias de las que antes se iban durante los inviernos) demuestran que son más capaces de hacer lo que tanto nos cuesta a los humanos. Ellas no tienen idiomas condicionantes ni culturas que las inhiban, los humanos sí.

Sentirse con total comodidad en cualquier país que se viva es o sería uno de los grandes retos personales de todos sus habitantes y tomar el avión algo tan comun como tomar el tren o el metro. Vamos hacia eso pero está claro que por tiempo habrá quien se resista a probar suerte o a trasladar un periodo de su vida a otra parte prefiriendo quedarse en lo malo conocido (dentro de sus fronteras) que en lo bueno por conocer (más allá de ellas).

La objeción de que toda conducta que deja de enfrentar un lugar o una situacion para irse a otro (que no deja de implicar enfrentar otra situación) es totalmente obsoleta. No se puede estar siempre cavando el mismo agujero si no da agua, habrá que cambiar de ubicación para hacer el pozo.

Desde una perspectiva de compromiso con la realidad concreta y con los deseos de cambiarla o mejorarla, ir a vivir a otra puede parecer dejar la lucha para los que se quedan en la primera. Se puede mirar el asunto con una perspectiva más amplia y más dulce. Se cambia un tipo de lucha dentro de unos límites por otra dentro de unos límites más amplios. ¿qué quieres romperte el cráneo siempre con el mismo muro cuando a unos kilometros de distancia tienes espacios diáfanos en los que sus poderes no ponen esa clase de barreras? No quiero frivolizar esa discusión pero lo valiente no quita lo inteligente. Eso no significa hacer un llamamiento general a todos los desocupados de un país para que se las piren y se busquen la vida en otros pero  sí para reactualizar la perspectiva de tener curriculos personales y vitales transfronterizos sin esperar a pasarse toda la vida dentro del mismo en el que no hay perspectivas de mejora ni a corto ni a medio plazo.

Las variantes de la lucha existencial son múltiples y nadie tiene la patente de la verdad para decirle a los demás ocmo deben enfrentar las suyas. La imagen de dejar una zona para irse a otra tiene algo de guión de literatura negra en algunas lenguas pero la honestidad intelectual llevará a reconocer que esa es la conducta predominante en la especie humana no solo por su individualismo, también por su individualidad y por las maneras subjetivad diferentes de interpretar la propia libertad combinando las distintas opciones que se presentan.

La armonía entre habitante y hábitat (o medio) venia marcada por las leyes rigurosas de la naturaleza. Cuando  no hay recursos alimentarios suficientes para todos los “comensales” en una zona, la especie moradora se busca otra (La trashumancia organizada seria una variacion particular de ese fenómeno).  Eso lo hacemos de una manera continuada y casi imperceptible: si llegas a un restaurant a comer y esta superlleno, tienes mucha hambre y no quieres esperar haciendo cola, te vas a otro. Así con todo. No es cuestion de pelearse en el restaurante exigiendo que haya comida para ti o que te den prioridad a otros que han llegado antes.

El concepto de emigración hay que filosofarlo en la medida que se le despolitiza. Hay millones de personas en el mundo que viven en otros país muy distintates y muy distintos a los suyos de origen y que no están dispuestas a renunciar a estos con los cuadros de vida confortable que han conseguido para volver a aquellos a ayudar a sus paisanos a persuadirles de que sigan el mismo camino.

Económicamente, el volumen de emigracion de un país reduce las tasas de desempleo real en éste lo cual incrementa las oportunidades para encontrar un empleo, a veces un primer empleo. Lo que en términos internacionales resulta ser una decision importante para la biografía de alguien es absolutamente asumible en términos bio-regionales o interlocales: si uno se quiere buscar la vida y no lo consigue en su localidad de nacimiento y residencia se  va a la de al lado, o se traslada hasta la otra comarca, o hasta la otra provincia o la de más allá hasta la más lejana. Esto también es un comportamiento migracional en la panoramica interna de un pais, algo de lo que durante décadas ha tenido noticia las regiones mas ricas de España polarizando la llega de fuerza de trabajo procedente de las regiones menos ricas.  El doble fenómeno de la emigracion/inmigracion a escala internacional es la consecuencia matemática lógica y más que normal de ese proceso que ya se da a escala interna de los países.

Si la lucha por una existencia ética es una lucha de carácter internacional nada obliga a estar un año sí y los otros 60 que le siguen también en el mismo lugar tratando de ganar milímetro a milímetro cuotas de poder para cambiar la situación. Hay un reparto de una ancha variedad de roles al respecto según el cual implicitamente terminan de ser complementarios los unos con los otros. Lo que no se hace in situ presencialmente se puede hacer con contribuciones de diferente tipo a distancia y lo que no se contribuye en un lugar se contribuye en otro lo que al final redudando para el mismo puzzle o

tablero de colaboraciones.

Otro asunto distinto es que al no estar en el mismo sitio siempre, en la misma localidad y/o ciudad ocupando una posicion dentro de su correlograma otro venga a reemplazarte en esa posición en cuanto te vas perdiendo, por decirlo así, tus derechos de antigüedad. Esa otra interesante discusión acerca de este particular aspecto de la democracia aplicado a quienes tienden a ser excluidos de su poder de incidencia en cuanto son transeúntes de un país en lo relativo a los asuntos políticos de este. Este tema requiere una atención aparte.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: