PENSARES y PESARES

La lucha inteligente

La lucha inteligente.sussana maraselva

 

19deJunio2011: dia de convocatoria internacional contra el modelo plutócrata de un sistema que tiende a generar crisis y malestar condenando a la depauperación a los menos afortunados. Únete pacíficamente  a la manifestación de la indignación contra la soberbia del capitalismo. Acto estrictamente pacifico. Ningun acto de violencia sin que deje de ser  reportado (videografiado y fotografiado en planos generales y primeros planos).

 

Las comisiones de discusión logística y de propuestas y las asambleas locales y de área o distrito irán conformando la estructura organizativa de un nuevo movimiento estable abierto a toda la ciudadanía crítica del sistema, por encima de partidos, credos e ideologías. Evitad que esa estructura del futuro inmediato se convierta en una sigla más de una asociación mas atrapada en los enredos de la democracia parlamentaria.

 

Hay dos clases de lucha complementarias e independientes: la una, la lucha testimonialista (la de las manifestaciones, la de la visibilización de los actos protestatarios, la de las asambleas unicéntricas de localidades,…), la otra, la lucha construccionista: la que abre procesos autogestionarios con iniciativas postcapitalistas en todos los ámbitos: en la esfera de la producción, en las zonas de residencia, en todo el vasto tejido asociativo. Limitar la lucha social al testimonialismo (algo que ha venido haciendo el sindicalismo y tradeunionismo clásicos durante siglos) no ha logrado cambiar el viejo y caduco mundo por uno nuevo de fraternidad y de recreación del ser humano. Además de mostrar el desprecio que nos merecen las autoridades políticas y financieras por su negligencia y sus corruptelas tenemos que crear procesos de nueva sociedad.

 

El  mero  uso  de espacios dentro del perímetro urbano para huertos biodinámicos con un planning de regadío de aguas salubres  con un concurso de distribución de responsabilidades hortelanas conseguiría los siguientes resultados 1: calidad de los alimentos naturales 2: puestos de trabajo 3: anulación o simplificación de eslabones comerciales intermediarios 4:rehabilitacion de espacios inermes 5: embellecimiento (ajardinamiento) del territorio municipal 6: practicas de trueque sin uso intermediario del dinero y 7: mas salud comunitaria.

  

La función simbólica, logística y de visibilización de la protesta de las acampadas ha cumplido su cometido a lo largo de un mes. Tanto por la propia dinámica del movimiento que se va cualificando día a dia, como por la dureza climática del verano inminente han empezado a desmontarse campamentos para trasladar la organización del movimiento a las asambleas extrarradiales. En las plazas de las ciudades se puede intentar recuperar la antigua función ateniense del ágora y de la asamblea ciudadana libre y abierta. Sería estupendo que todas las ciudades sin excepción se acostumbraran a tener un dia de la semana el ejercicio de la palabra pública megafónica, en el que todo aquel que tenga ideas positivas a plantear las comparta con los demás. Dedicar energías en esta perspectiva significa cualificar la pedagogía social participativa. Progresivamente la inhibición ira siendo sustituida por más y más exhibición de las ideas y los sentires. La retirada de las acampadas no es para nada una derrota, es un acto de madurez del propio movimiento 15 M, ahora, más capaz y más estratégico.

 

Cualquier cosa que digamos y en particular las que escribamos pasa por las lupas policiales. No hay ningun problema: somos una mayoría difusa y potencialmente creciente que estamos por un cambio de la estructura de este mundo y desde luego del país en el que vivimos. No somos un partido ni queremos serlo, somos la sociedad. No habrá manera de descabezarla salvo con un genocidio. Los órganos de control de los discursos ciudadanos olvidan lo elemental y más evidente: que cada ciudadano libre está aprendiendo a pensar y actuar por cuenta propia independientemente de la fuerza organizativa de la que disponga. Estamos asistiendo a un cambio de paradigma sociológico: del estado contra el individuo se está pasando a millones de individuos contra el estado (el estado del malestar y del fracaso del sistema).

 

Las cartas de demandas implican reivindicaciones de distinto alcance: las unas a exigir ante los gobiernos locales (los ayuntamientos) y las otras a exigirlas ante las instituciones centrales (el parlamento, gobiernos autonómicos y gobierno central). Junto a estas cartas de demandas, en parte unificables y en parte diversas, no se pueden olvidar las plataformas de objetivos para ir avanzando desde las bases locales al conjunto de la sociedad a escala estatal.

 

Las listas de los malos tienen que empezar a circular ya. Han de incluir violentos infiltrados, represores uniformados, financieros especuladores, políticos corruptos y criminales antisociales en general. Deberá funcionalizarse algún tipo de organismo de máxima solvencia para que tal  book informativo sea rigurosamente exacto y descarte la mera sospecha para informar de la verdad rotunda de un censo de criminales. Su reactualización permanente y su consulta cuando sea necesaria nos pondría a salvo de ellos y la sociedad dejaría de confiar en ellos para cargos oficiales e institucionales. Antiguamente las policías políticas de las dictaduras disponían de enormes ficheros de su ciudadanía (en algunos países de la práctica totalidad de ciudadanos), de lo que hacía y de lo que pensaba; ya es hora que la ciudadanía se tome el desquite histórico para hacerlo con los criminales amparados por la ley.

 

Estamos contra la violencia en sus distintas clases de agresión. Nuestra garantía de permanencia como movimiento que cuestiona el modelo socioeconómicopolítico obsoleto pasa por brillar por nuestra inteligencia no por los golpes ni por los insultos. La inteligencia colectiva encontrará nuevas formas de autogestión de una sociedad mejor y no peligrosa.

 

Que nuestras redes de notas breve sirvan para hace correr las mejores ideas y las informaciones necesarias y verificadas en muy pocas horas por todos los rincones de nuestras geografías. Cada cual es un enlace responsable con todos los demás haciendo de nodo de activación y repotenciación de los mensajes adecuados y un freno para los tóxicos.

 

Ante un nuevo arte de intoxicación pública de las informaciones y enmascaramiento de las fechorías, los más criminales siguen pasando por ser ilustrísimas con el visto bueno y el respaldo de una parte de la sociedad. La lista de personajes desacreditados por sus embaucamientos a la sociedad sigue saliendo a la calle y ejerciendo sus actos públicos sin que ninguna ley se lo prohíba. No necesitan irse a otros lugares donde nadie los conozca como sugería Emerson porque sus propios conciudadanos estafados los siguen aceptando en sociedad. Por si fuera poco siguen disponiendo de fondos públicos y consiguiendo préstamos. Por suerte, la ciudadanía está despertando y ahora cualquier ciudadano consciente puede amonestar  correcta pero severamente por la calle a cualquiera de estos antagonistas de la ética  en cuanto se le encuentre. La gente irá aprendiendo a dejar de hacer vítores ante figurines del poder (como el príncipe Felipe) y aprovechará en sus actos públicos para preguntarles ¿para cuando es el referéndum para refrendar o no si os queremos a los de la casa real y cobrar vuestros privilegios a nuestra costa? o hará increpaciones a tipos como Ruiz Gallardón por prohibir recursos culturales. La gente del poder tiene sobrados motivos para salir a la calle, no por miedo a la agresión física sino a la evidencia verbal de lo poco queridos que son y los muchos motivos de desprecio que nos dan.

 

 

 

En todas las plazas del sol (plazas de las acampadas) hay puntos de información que dan cuenta del programario de las cosas previstas para hacer, también se cuelgan las actas de las asambleas en los sites o webs de cada asamblea local. Queda el recurso de preguntar qué cosa concreta se desea conocer para que a cualquiera que vea esa pregunta y sepa la respuesta te la diga.

 

El movimiento de autodefensa ciudadana (de los derechos y conquistas conseguidos después de muchos años de lucha) tiene que articular formas agiles para que en menos de 24 horas  (y preferiblemente en no más de 2 horas por sms) pueda convocar a la ayuda solidaria ante desalojos de viviendas y/o cierres injustos de locales. Hay un nuevo perfil de ciudadano solidario que se está consolidando, el de estar en estado de disposición permanente para luchar ahí donde la lucha sea necesaria y justa y se sienta reclamado por ella.

 

Propuesta legal para el entorpecimiento de los procesos judiciales para desahucios por impago de hipotecas: alquilar una habitación o todo el apartamento a un inquilino de confianza. Llegado el momento las autoridades podrán desalojar a los propietarios pero no a los inquilinos con quienes conviene acordar a priori  seguir compartiendo el espacio.

 

En las luchas actuales, el factor de la resonancia mediática es crucial. Una buena parte de la sociedad deja que su sensibilidad y sus opiniones oscilen según la ultima información divulgada por los medios. Sean cuales sean las declaraciones mas altisonantes no podemos perder de vista el juego de roles en el que estamos metidos: el organismo policiaco además de obedecer órdenes sin discutirlas por indignas que sean, está montado para que la sociedad siga encapsulada dentro de un orden determinado, el que conviene al sistema, el que conviene a sus ilustrísimas, el que conviene a los plutócratas, el que conviene a los políticos que les hacen de lacayos. Cuando la multitud empieza a tomar cartas en el asunto porque le interesa su destino, las alarmas de los que más tienen a perder les suenan, se asustan y se disgustan por supuestas indecencias urbanas de unos cuantos carteles y unas cuantas carpas. Las fuerzas represivas a la tocada del pito atacan una situación pacifica para violentarla. Entra dentro de la estrategia policiaca la figura del infiltrado para actuar como provocador. Esto está en los manuales de táctica represiva anti sociedad. El estado necesita justificaciones para desmantelar los movimientos ciudadanos crimininalizándolos. En caso extremo disparará a matar. Ningun contestatario anticapitalista puede olvidar en ningun momento de lo qué es capaz un policía uniformado que pone en suspenso su conciencia a cambio de priorizar su salario y cumplir con las órdenes recibidas.  A las investigaciones de los violentos con los que hemos sido advertidos (adelante, no hay nada que nos favorezca más que las indagaciones de la verdad) habrá que contrastarlas con nuestras propias investigaciones sobre los actos de violencia. Ante cada tentativa violenta de alguien, de algún manifestante que ha olvidado que el tiempo histórico de los tirachinas, las hondas, los cócteles molotov y las barricadas ya ha sido superado, los más cercanos a él deben rodearlo e impedírselo. Si eso no ha sido posible video y fotografiarlo en planos generales y primeros planos de la cara y colgarlo el mismo día en la red. La información de la verdad es nuestro salvoconducto de supervivencia en el espacio socioreivindicativo de estos momentos.

 

El quantum de los que somos es importante pero no es lo más importante. Lo fundamental es el qué. En lo qué propongamos como alternativas se distinguirá este movimiento de otros anteriores que no han pasado de la negociación de las migajas (el sindicalismo como el más paradigmático de una forma de lucha que siempre termina por consolidar el capitalismo). Por muchos que seamos ocupando la calle en un momento puntual y manifestando con corrección nuestras críticas al sistema, son muchos más los que asisten al acontecimiento como parte de la sociedad del espectáculo, simpatizando tal vez pero sin comprometerse. Así pues que los miles, decenas de miles o cientos de miles repartidos en acciones por un mundo mejor no caigamos en el espejismo de presuponer que los millones de ausentes siguen sin estar convencidos de luchar por él.

 

El supuesto de que los ausentes en los actos de concentración y en la asamblea simpatizan con los presentes en ellos, es eso: un supuesto. Hasta que no se demuestre más amplia asistencia a los actos reinvindicativas y sobre todo deliberativos un grueso de la población habrá que valorarla en lo que es: en un considerable volumen de expectantes pero no de actuantes, Cuanta más organizada, serena, seria y efectiva sea nuestra lucha mayor grueso de ciudadanía se tomará en serio eso de la democracia real como única democracia total posible y como alternativa a las manipulaciones segregadas por la democracia parlamentaria.

 

 

Propuesta de ampliación de equipo personal: no tengas muy lejos de ti un altoparlante, tal vez lo necesites para convocar a la lucha y a la autodefensa ciudadana o para protegerte tú mismo de las agresiones de sicarios del sistema. La megafonía representa la salida del ostracismo: el salto del silencio o de las reuniones de pequeño alcance a las asambleas de mayor potencial verbal, testimonial y combativo.

 

Es crucial no caer durante la manifestación en ninguna clase de violencia y poner en evidencia quien la ejerce, sea quien sea: policía infiltrado, policía uniformado o exaltado recauchutado fuera de tiempo y de juego. Además de aislarlo y ponerlo en evidencia rodeándolo, hay que documentarlo fotográfica o videolográficamente para poderlo denunciar públicamente y hacer las averiguaciones correspondientes en caso de que se trate de un saboteador pagado por el sistema.

 

 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: